Menú

jueves, 5 de octubre de 2017

Analizamos el final de serie de Teen Wolf

Teen Wolf se despide para siempre con una temporada que, para mi gusto, ha sido un pelín flojita. La serie podría haber acabado el el 6x10 y tan contentos. Pero los creadores de la serie querían más, una segunda mitad con la que sorprendernos y, salvo un par de cosas, parece que les ha salido rana. Pero, pese a todo, los últimos cuatro capítulos de este análisis tienen cosas que comentar. Aunque, como son cuatro, voy a intentar resumir lo máximo posible.

Empezamos por el 6x17, que nos trae una sorpresa: la vuelta de Jackson y Ethan. Se mantiene el hecho de que el primero se marchase a Londres, porque es ahí donde arrancamos, con Ethan hablando por teléfono con alguien. No tardamos en descubrir que es Jackson, que ahora es su pareja. Y tampoco tardamos nada en despedirnos de ellos... Por el momento. Porque tras una escena de lucha intensa, deciden volver a Bacon Hills.

Allí las cosas están intensas y cualquiera que esté a favor de los seres sobrenaturales es una amenaza. Y sí, eso incluye al Sheriff Stilinski al que Monroe arrebata la comisaría. Y también incluye a aquellos amigos de Scott que no son tan sobrenaturales como para evitar que las balas del anterior capítulo les cayeran encima: Lydia, Mason y Melissa. Los tres están en el hospital pero acabarán saliendo de ahí. Nada preocupante salvo el hecho de que, aunque Lydia esté en el hospital, ninguno se ha dignado a llamar a Stiles.

Una de las mejores sorpresas de esta temporada, desde luego.
Liam y Theo siguen con su amistad forzada (aunque muy cuqui, debo decir) y consiguen que Gabe les enseñe unos cuerpos a los que le faltan los ojos. Cuerpos que encontrarán más adelante en una manada. y diréis, ¿para qué sirve todo esto? Para que Lydia se de cuenta de que el malo de esta temporada, el cuerpo turbio o, como deciden llamarlo en la serie, Anuk-ite, tiene dos partes y que, si se fusionan, están perdidos.

Pero ellos saben bien que las cosas se pueden torcer así que buscan apoyos en Deucalion (por si no lo recordáis, era el lobo ciego que era malo malísimo pero ya no lo es tanto) y en Peter Hale. De estos solo consiguen a Peter que se une a ellos por su hija, Malia, y su amor por Scott. Jackson y Ethan llegarán a Bacon Hills también para unirse a Scott, pero Monroe será más rápida y los atrapará, llevándolos a la valla electrificada de episodios anteriores.

El 6x18 es un episodio meramente de transición en el que pasa poca cosa: no hay apariciones inesperadas y ni si quiera salen todos los protagonistas de esta temporada. Aunque se pueden rescatar algunas cosas.

En primer lugar que el hellhoud que murió a manos de Monroe al principio de la 6B, Halwyn, no está tan muerto como parece. Así que le resucitan... Para que muera dos minutos después. Pero claro, necesitaban su ayuda para saber que las dos partes del Anuk-ite juntas son tan malas que, si las miras a los ojos, te convierten en piedra.

Por qué todos los malos tienden a parecerse a los Caminantes Blancos es algo que me perturba.
Pero esto son solo advertencias y cuando Quinn (la mujer lobo que apareció hace varios capítulos a la que dispararon en la frente y salió viva), que es la otra mitad del Anuk-ite, llegue a Bacon Hills, la fusión está asegurada. Como fruto sale un bicho bastante raro e imponente que está a punto de convertir a Liam en piedra, pero Lydia le salva en el último momento.

Aunque hay una persona que no piensa perder oportunidad para aprovechar este mal para conseguir sus objetivos: Gerard, que hará un pacto con el Anuk-ite para matar a Scott.

Así llegamos al 6x19, donde aparece una cara conocida y querida: Derek. Está intentando esconder un acónito amarillo que podría matar a un alfa cuando Argent lo encuentra y le explica la situación. Junto a Derek, aparecerá Kate, la hermana de Argent, que se llevará el acónito: quiere matar a Gerard y hará todo lo posible.

Mientras tanto en Bacon Hills, Monroe está armando a todas las personas que puede y Nolan, que está allí viendo como hacen un espectáculo de la tortura a Ethan, no le gusta. Así que acabará aliándose con Liam para salvar a sus amigos, aunque eso le cueste una paliza por parte de su gran amigo, Gabe. Y es que la ayuda de Nolan será una trampa organizada por Monroe y hará que Liam, Corey, Nolan y Mason se queden encerrados en el hospital.

"I believe in Derek Hale" dijo Argent.
Scott es ajeno a todo esto porque ha ido a ver a Deucalion junto a Malia para que le enseñe a luchar sin ver. Al fin y al cabo, no pueden mirar al Anuk-ite a los ojos. Pero no sale muy bien porque, cuando parecen estar dominándolo, llega Monroe con su ejército y se carga a Deucalion. El resto huye.

La situación está así de complicada en el 6x20. Parece imposible que salgan de ese tiroteo pero justo cuando parece que uno de los tiradores va a atacar a Scott, el Jeep de Stiles aparece en escena. Y sé que suena increíble porque ha aparecido una vez contada en esta mitad, pero Stiles va dentro, y Derek con él. ¡Al fin! Sin duda, esto es lo mejor del episodio. Unida a la historia de cómo Stiles intenta hacerse el héroe para salvar a Derek aunque, en realidad, es el lobo quien salva al chico.

El caso es que después del reencuentro, Stiles recibe una llamada en el Jeep, de Gerard. Y este le expone a Scott el problema al que se enfrenta: sus amigos encerrados en el hospital, Parrish en Eichen y su padre en una celda. Y tendrá que rescatarlos a todos... E intentar salir con vida del Anuk-ite.

Los reencuentros seguirán cuando se pongan manos a la obra y se dividan, porque una premonición de Lydia dirá a la muchacha que Jackson está en Bacon Hills e irá a buscarle. Los amigos se darán un abrazo ante un Stiles un poco celoso (que sin duda, merece la pena ver) y luego irán a buscar a Ethan después de darse cuenta de que están juntos (ver sus caras tampoco tiene precio). Aunque este rescate también tiene una función y es que Stiles tiene que coger una cosa que Scott le ha pedido y que será fundamental para acabar con el Anuk-ite.

Procesando la noticia.
Scott también ha pensado en el resto de sus problemas y por eso manda a Theo al hospital a ayudar a Liam (para que sigamos viendo un poco esta amistad tan bonita, ya sabéis). Y, a su vez, manda a Stilinski a Eichen que, luchando como solo el sheriff podía hacer, acaba haciéndose con el control de los policías y saca a Parrish de la celda en la que se está congelando.

Mientras tanto, los que quedan van al instituto y allí ya está el Anuk-ite. Intentan enfrentarse a sus miedos pero la premonición de Lydia se cumple y poco a poco, casi todos se van convirtiendo en piedra: Peter, Derek, Malia...

Aunque antes de convertirse en piedra, Scott fue disparado con el acónito amarillo por Monroe y Derek le salvó quemando el acónito. Esto hace que, aunque el resto sea piedra minutos después, Scott luche con el Anuk-ite. Ahí podemos ver que su mayor miedo es perder a Stiles cuando aparece un fantasma del pasado, un viejo enemigo que dio mucho juego: Void Stiles (la versión demacrada y mala de mi favorito en la serie). Pero Scott es fuerte y acaba quitándose los ojos para poder luchar contra él. Parece que todo está perdido pero Stiles llega en el último momento con ceniza que, cuando le echa al Anuk-ite, le transforma en piedra. Y, de inmediato, el resto se recupera.

Void Stiles da miedo pero significa que Stiles está en la serie.
Aunque no Scott, que sigue ciego y en shock. Pero cuando va el resto, a Lydia se le ocurre una idea: que Malia le bese. Dice esto mientras da la mano a Stiles y los demás recordamos cómo ella besó a Stiles una vez para evitar un ataque de pánico (este es el momento Stydia más contundente que vamos a tener en todo el capítulo). Y entonces Scott recupera la vista y todos felices.

Pasado el conflicto después de que el entrenador termine de noquear a uno de los malos, Nolan y Liam deciden co-capitanear el equipo de Lacrosse, dejando a un lado sus diferencias y aduciendo que Finstock es un gran entrenador.

Y el resto mientras se reúnen con un chico al que Scott ha salvado al principio del capítulo. Porque Monroe sigue viva y va a por él, pero Scott tiene una manada (y ahí salen todos los personajes que conocemos desde la primera temporada, a los que se une Liam pero de los cuales todavía falta gente) y se ayudan cuando hace falta. Y con un mensaje muy emotivo y un plano muy épico Teen Wolf se despide.

Más o menos con esta imagen despedimos la serie.
Para mi gusto, la serie acaba sin más. Es un final bonito para los que la hayan seguido durante años, con guiños a otros momentos de la serie pero sin duda, las expectativas estaban altas. Salvo la muerte de Gerard (a manos de Kate), Gabe y Deucalion lo más destacable han sido las alianzas entre personajes y la evolución de otros (Theo) además de los encuentros. Pero es que una temporada de Teen Wolf sin Stiles para mi pierde la gracia y quizá es lo que me ha faltado en esta 6B. No es una mitad realmente necesaria, como he dicho al principio. Y me ha dejado un tanto fría. Y vosotros, ¿qué pensáis?

12 comentarios:

  1. Porque Stiles pudo ver a los ojos del Anuk-Ite segundos antes de echarle la ceniza?

    ResponderEliminar
  2. Tengo la serie un poco difusa ya, pero puede ser porque al echarle la ceniza el Anuk-Ite perdió su poder y no le afectó (o sea, no pudo convertirse en piedra por eso).

    ResponderEliminar
  3. ...solo diré Malia y Stiles debieron a ver terminado juntos. Stiles era un personaje que merecía mucho más. No he visto esta temporada y la odio.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estoy de acuerdo, siento no solo que fue forzado sino también que la evolución de Stiles superando a Lydia finalmente recayendo en ser el chico de la temporada 1
      Osea no tan así, peri más o menos
      Malia le daba a Stiles el amor que merecía y él igual
      Pero el fanservice arruinó eso :(((

      Eliminar
  4. No me gusto la segunda parte de la última temporada. Stiles siempre estuvo enamorado de Lydia y lo único que consiguió fue besarla y largarse al FBI. Pensé que cuando saliera para el final los íbamos a ver juntos pero una agarrada de manos y fue todo. Me encanto la serie pero el final me dejó un sinsabor.

    ResponderEliminar
  5. Me encanta esa temporada, porque se ve que Stiles no es la parte “importante” de la manada y que pueden sobrevivir sin el, realmente no la veo forzada ya que tambien era respuestas a ¿que paso con? Ethan, Jackson, Derek y asi, lo único que cambiaria es que Stiles y Malia siguieran juntos

    ResponderEliminar
  6. Me encanta esa temporada, porque se ve que Stiles no es la parte “importante” de la manada y que pueden sobrevivir sin el, realmente no la veo forzada ya que tambien era respuestas a ¿que paso con? Ethan, Jackson, Derek y asi, lo único que cambiaria es que Stiles y Malia siguieran juntos

    ResponderEliminar
  7. Pienso lo mismo Stiles es muy importante en la serie y sin él no es lo mismo y segundo el que no hayan desarrollado la relación de Lydia y Stiles tampoco estuvo bueno,por lo menos yo espere esa relación por años ,hasta que por fin Lydia se da cuenta que lo ama,y no hay desarrollo de eso?! me pareció decepcionante eso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. pienso igual que tu, siempre espere que desarrollaran su relación, porque al final ella se dio cuenta que lo amaba y el siempre estuvo enamorado de ella, no me gusto que no tuvieran momentos lindos y tampoco de que lo sacaran de esa temporada. en el 6x10 ellos se besaron y luego lo sacan a el para irse al FBI, creo que en toda la serie solo se dieron 2 besos. quede ilusionada y decepcionada.

      Eliminar

¡Queremos saber tu opinión! Deja en la siguiente caja un comentario sobre qué opinas de la entrada, el blog, o alguna sugerencia: