Menú

martes, 9 de enero de 2018

La casa de papel: final de serie

Aunque La casa de papel acabó en 2017, no podemos evitar recordarla todavía como una de las mejores series del año. Hemos ido analizando semanalmente los capítulos que han compuesto esta serie menos los tres últimos. Los que pusieron el broche definitivo a una de las mejores ficciones de España. Y ha llegado el momento de hacerlo, de contar qué pasó en este final.

En el 1x12 las cosas se complicaban. Tokio fue expulsada de la fábrica por Berlín y ahora, en el 1x13 se encuentra ante la policía, a la que dice que va a declarar ante un juez. Y mientras, su voz en off nos cuenta tres historias, de tres mujeres. Porque aunque El Profesor es la cabeza pensante de todo, las mujeres tienen un papel importante en todo esto. Y aunque la primera de estas mujeres es Tokio, será su historia la que contemos la última.


La primera de la que se habla es de la de Mónica que, tras haber salvado a Denver, se ha convertido en cómplice de los atracadores tras 102 horas de atraco. Y es que la chica está enamorada de Denver y el chico está cansado de ocultarlo, así que, pese a que Moscú no está de acuerdo con la relación, planean la forma de huir juntos de allí cuando todo acabe. Un intento por hacerse un pasaporte y el nombre de ciudad que le correspondería a Mónica si estuviese en el atraco, Estocolmo (en honor al Síndrome de Estocolmo que Denver afirmaba que tenía), son algunos de los momentos que nos proporciona esta historia. Esto y una discusión entre Moscú y Denver, que se entera de que su padre abandonó a su madre drogadicta en una rotonda.

La segunda mujer de la que hablaremos es Raquel, la inspectora. En el anterior capítulo vimos cómo descubrió que Salva era El Profesor por un pelo. Y no, Sergio no va a salir de esta como si nada. ¿O si? Raquel le pega una buena paliza aunque él no hace más que repetir que se ha enamorado de ella, cosa que a ella le hace más daño. A pesar de esto, y del numerito posterior en el que le hace a El Profesor la prueba del polígrafo, Raquel no se decide a llevar a Sergio ante un juez hasta el final... Y es tarde, porque él noquea a Raquel para salir de allí.

Lo que no sabemos es si llegará a tiempo para salvar a la tercera mujer de este capítulo, Tokio, que está siendo transportada en un furgón. Aunque en lugar de Sergio aparece el grupo que cavó el túnel por el que quieren salir cuando acabe el atraco los serbios. Ellos rescatan a Tokio, le dan una moto y un traje de policía y la chica huye. Aunque espera la llamada de El profesor para saber qué hacer a continuación. Y como él está liado intentando huir, Tokio acaba haciendo lo único que se le ocurre después de avisar a Río en clave: entrar por la puerta acelerando. Y aunque la escena es muy buena... Moscú resulta herido.



En el 1x14 ya han pasado 105 horas de atraco y Moscú, con tres disparos en el pecho, lucha por su vida. Denver y Tokio se sienten tremendamente culpables por lo ocurrido y lo único que se les ocurre a todos es empezar a cavar más rápido y más fuerte, rezando porque Moscú aguante hasta entonces. 

El Profesor mientras tanto roba el móvil a Raquel y se va sin que la mujer dispare. Ni si quiera cuando se sube en su coche. Esto permite a El Profesor llegar a su escondite, aunque ya es tarde para evitar nada de lo que ha pasado. Aún así, activa la parte final del plan. Siguen picando y aumentan el número de los billetes. Mientras, Sergio sigue intentando negociar con la policía un médico para Moscú. Pero ya es tarde: todos saben quién es y, lo peor, piensan que Raquel estaba compinchada con él. Lo que deja a la inspectora con pocas opciones.

A partir de este momento las horas empiezan a contarse desde el tiroteo. A 13 horas del tiroteo El Profesor ha intentado conseguir otro médico para salvar a Moscú cuando salgan. Pero llega tarde. A Moscú se le escapa la vida y se muere. Pero no sin antes dar su consentimiento a Mónica y Denver como pareja y decir su verdadero nombre: Agustín Ramos.



Mientras tanto Raquel va al hospital a ver a Ángel para quitarle la placa y seguir investigando por su cuenta. Justo cuando da con el escondite del Profesor, Ángel, que estaba en coma, abre los ojos.

El último capítulo es el 1x15, y ya han pasado 125 horas de atraco que están llegando a su fin con dos muertos (Moscú y Oslo) y un rehén de su lado (Mónica). Para entonces el túnel ya está abierto y El Profesor puede entrar, al fin, en la fábrica. Aunque el túnel da directamente al almacén que tiene Salva, y cuando Salva llega allí, Raquel ya le esta esperando, apuntándole. Y esto le da cierta ventaja por el momento, porque han dado orden para su detención.

Aunque no mucho margen, porque los serbios que cavaron el túnel impiden que coja a El Profesor y se cambien las tornas: será entonces cuando Salva ate a Raquel. Aprovechando que está retenida, Salva confiesa que se ha enamorado de ella y que es algo que no puede evitar aunque le duela. Este tira y afloja acaba con un apasionado beso y con Raquel, después de recibir una llamada de Ángel, pidiendo ir a verle. Salva confía en ella y la deja ir. Pero la policía se entera de que va a ir y la detienen. Aunque ella no está dispuesta ya a traicionar a El Profesor.



Mientras, dentro de la fábrica, Nairobi intenta conseguir más dinero, pero Berlín se lo impide, echándole en cara la historia de ella y la búsqueda de su hijo. A lo que ella aprovecha para contarle que Ariadna estaba con él por el interés.

Los de dentro planean salir ya, pero la policía desde fuera también planea entrar cuanto antes, por eso ponen dinamita y entran. Entonces empieza otro tiroteo, con Tokio y Río a la cabeza, a los que luego se suman Denver y Mónica. Hay mucha tensión ante la posibilidad de que alguno salga herido, pero al final consiguen salir de esa.

El que no sale del atraco es Berlín, que en los últimos momentos da su vida para que los demás salgan por el túnel. Y entonces, con su sacrificio, que presencia una Ariadna paralizada por el miedo a su lado, descubrimos lo que lo ataba a este atraco: era hermano de Sergio. Y también podemos ver que, a pesar de todas sus maldades, sus compañeros le han cogido especial cariño, incluso Nairobi.


Después de 128 horas, el atraco termina y, aunque parezca mentira, salen todos delante de las narices de la policía. Camuflados en camiones de cerveza, con un carrito de bebé o con ropas estrafalarias. Por turnos pero mientras la policía ronda alrededor. Con esto podemos ir intuyendo cómo serán sus vidas después del atraco. Aunque realmente la única que vemos es la de El Profesor. Porque un año después, no han descubierto todavía quiénes hicieron el atraco. Y esta noticia hace que Raquel busque entre las postales que Salva le dio antes de que descubriese que era El Profesor. Allí descubre una dirección dibujada entre las postales, en Filipinas. Y Raquel no duda en ir en su busca. Solo que cuando llega se queda sin batería. Y tal y como se conocieron, Salva repite la misma frase y le ofrece su móvil.

Así acaba La casa de papel después de 15 episodios muy intensos y llenos de calidad. Sin duda, un final a la altura de los demás y que hace que cerremos la serie completamente. Aunque puedan quedar en el aire qué sería de las vidas de los demás, todo queda bastante cerrado y, sin duda, reafirma lo dicho al principio: La casa de papel no solo ha sido una de las mejores series de 2017, sino que es una de las mejores series de ficción españolas de los últimos años. 

1 comentario:

¡Queremos saber tu opinión! Deja en la siguiente caja un comentario sobre qué opinas de la entrada, el blog, o alguna sugerencia: